Teatro

Enrique Jardiel Poncela, Parte Segunda.

Las mujeres para Jardiel

En sus historias de amor usa situaciones anómalas, distintas, muy pasionales y raras; ve el lado difícil del amor, Y ahí ni el hombre ni la mujer salen indemnes para un escritor que decía que «lo peor que existe en el mundo son las mujeres, si se exceptúa a los hombres». Jardiel apuntaba en todas las direcciones y, especialmente, en la del matrimonio: «El mejor día para casarse es el 30 de febrero». Amó y fue amado. Mucho para la época, para los biempensantes. Tuvo 34 novias, dicen. «No se le ha entendido bien en el tema de las mujeres –alega su nieto–. Él las adoraba, tenía un complejo de Edipo materno, vivió con sus hermanas y tuvo varias parejas; estaba obsesionado con la mujer, pero en su obra fomenta la cara negativa… Para él las mujeres honestas e inteligentes no eran interesantes literariamente, por lo que las feministas han protestado mucho».

Dibujante e inventor

Dibujaba, creaba artilugios como un teatro de escenarios móviles, le encantaba la música…», en su familia (él no le llegó a conocer) se le recordaba como «una persona muy vital pese a los años de cáncer y pobreza, de carácter fuerte y polifacético, que solo vivía para la literatura, pero muy sociable y divertido». La muestra de la institución no es un oasis en el desierto. A Jardiel se le sigue estimando y aplaudiendo en las tablas.  Sigue haciéndonos reír. Sigue haciéndonos un poquito más libres.

https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Jardiel_Poncela

 

Extracto de la Razón  “Jardiel Poncela: El «falangista» censurado por Franco”