Entre Visillos

Los cuatro grandes pasiones de Concha Velasco

Concepción Velasco nació en 1939 en Valladolid, España. A los 15 años empezó a trabajar en cine con el nombre de Conchita Velasco.

En 2016 recibió el Premio Nacional de Teatro y hoy, se anota 64 años de una exitosa carrera artística. En su vida personal tuvo cuatro grandes pasiones, historias que rememora en su libro “El éxito se paga”.

 

“Yo he querido mucho más de lo que me han querido a mí. He regalado amor a manos llenas y no me arrepiento de ello”, contó la actriz a una publicación.

Además, afirmó que su entrega y pasión en el amor le trajo algunos disgustos.

JOSÉ LUIS SÁENZ DE HEREDIA

Concha Velásquez lo conoció en el espectáculo “De Color Moreno” en 1955. Ella tenía 16 años y era bailarina, sin embargo, aquel cantaor no le hizo caso. Fue solo un amor platónico En 1960, con 21 años, la actriz conoció al director cinematográfico, quien era un hombre casado y nunca pensó en dejar a su esposa. Se conocieron en la película “El escándalo” y la relación duró hasta principios de los años 70. Aunque la relación no se oficializó, la prensa lo sabía y comentaba a boca llena sus encuentros como amantes.

JUAN DIEGO

Ellos se conocieron en la comedia dramática “Llegada de los dioses”, de Buero Vallejo. La pareja se enamoró y eso enfureció a José Luis Sáenz de Heredia, quien fue hasta el teatro para enfrentarse a su rival. Sin embargo, allí se enteró que perdió para siempre a Conchita.

Jo dilató por mucho tiempo la posibilidad de casarse con la actriz, por esa razón la relación terminó y quedaron como amigos.uan Dieg

FERNANDO ARRIBAS

En 1975, Concha Velasco se volvió a enamorar Esta vez del director de fotografía, Fernando Arribas, quien estaba casado y tenía hijos.

La pareja rodó juntos “Las bodas de Blanca”, y la prensa los mantuvo en un bajo perfil. Aquella relación estaba destinada al mismo destino que la de Sáenz de Heredia. Ella quiso casarse, pero él no deseaba romper su matrimonio.

“Por muy ideales que fuéramos como pareja lo que no podía soslayarse era su situación matrimonial”, confesó la actriz.

De su relación nació Manuel, el primer hijo de la actriz, a quien le dio sus apellidos por ser madre soltera. La relación terminó y quedaron como amigos.

PACO MARSÓ

Finalmente, y tras muchos desamores, apareció Francisco Marsó en 1976. El enamoramiento fue  rápido y se casaron un años después en una ceremonia privada, pero esta vez supo colocar el amor de una madre junto a la pasión hacia Pedro.

La pareja tuvo un hijo que lleva el nombre de su padre. El amor de la actriz por su esposo fue grande, pero él era conflictivo y terminaron divorciándose por sus constantes problemas de alcohol, juego e infidelidades.

Hoy Concha disfruta de sus verdaderos y mas grandes Amores, la de sus dos hijos.

extractado de amomama.es

 

Cine

Premios Cinematográficos José María Forqué 26 Edición

Galardonados de los Premios Forqué 2021

Mejor Largometraje de Ficción: ‘Las niñas’, de Pilar Palomero

Mejor Interpretación Femenina: Patricia López Arnáiz por ‘Ane’

Mejor Interpretación Masculina: Javier Cámara por ‘Sentimental’

Mejor Serie: ‘Antidisturbios‘, de Rodrigo Sorogoyen

Mejor Actriz de Series: Elena Irureta por ‘Patria’

Mejor Actor de Series: Hovik Keuchkerian por ‘Antidisturbios’

Película Latinoamericana del año:Nuevo orden‘, de Michel Franco

Medalla de Oro EGEDA: Fernando Colomo y Beatriz de la Gándara

Premio al Cine en Educación y Valores:Uno para todos‘, de David Ilundain

Mejor Documental:El año del descubrimiento‘, de Luis López Carrasco

Mejor Cortomertaje Cinematográfico:Yalla‘, de Carlo D’Ursi

Con un aforo reducido, distancia de seguridad y, con la presencia de muchas mascarillas que hacían de la gala una fiesta de enmascarados para el arte de la adivinación. Desde el Palacio Municipal de IFEMA, en Madrid, con un homenaje especial hacia todos los que han luchado contra la pandemia. Con esta cita, los organizadores de los Forqué rindieron homenaje a los héroes anónimos de la crisis sanitaria. Sanitarios, trabajadores de supermercados, los cuerpos de seguridad o los transportistas subieron al escenario para entregar los premios a los ganadores.

‘La boda de Rosa’, ‘Las niñas’ o la serie ‘Antidisturbios’ triunfan en las nominaciones a los Premios Forqué

¿Y los vestidos de las presentadoras no?

¡NOOOOO!

Actualizada día 17/1/2021

Cine

Luis García Berlanga

 

Luis García-Berlanga Martí (1921-2010)
Director y guionista, nació en Valencia (España) el 12 de junio del año 1921, en el seno de una familia acomodada.
Su abuelo fue gobernador civil de Valencia y su padre, José García Berlanga y Pardo, fue diputado en tiempos de la Segunda República por Unión Republicana tras pasar por el Partido Liberal y el Partido Radical.
Su madre se llamaba Amparo Martí Alegre.
Era el menor de cuatro hermanos.
Estudió con los jesuitas y estuvo durante un tiempo internado en un colegio suizo.
Cuando su padre ingresó en prisión por formar parte del Frente Popular, Berlanga, que estudiaba Derecho y Filosofía y Letras, abandonó la Universidad para enrolarse en la División Azul como medida para que, según el propio cineasta décadas después, las autoridades tratasen con benevolencia a su progenitor.
Lo cierto es que en esa época, Berlanga sentía gran admiración por José Antonio Primo de Rivera y afinidad por el falangismo, como así se revela en artículos escritos por el valenciano, entre ellos “Fragmentos De Una Primavera”, en el periódico “Hoja De Campaña” de la División Azul.

 

De vuelta a España, en los años 40 escribió en “Las Provincias” y a mediados de la década comenzó sus estudios en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas de Madrid, rodando por esta época sus primeros cortos, “Tres Cantos” (1948), “Paseo Por Una Guerra Antigua” (1948) y “El Circo” (1949).
En el año 1951 debutó en largometraje con “Esa Pareja Feliz” (1951), comedia co-dirigida y escrita junto a Juan Antonio Bardem que contó con el protagonismo de Fernando Fernán Gómez, Elvira Quintillá y José Luis Ozores.
Esta cinta supuso un aire fresco y una orientación diferente al, salvo excepciones, acartonado cine español realizado tras el conflicto bélico español.

Bardem y Berlanga volvieron a colaborar en “Bienvenido, Mr. Marshall” (1952), un film dirigido por el autor valenciano y escrito entre Bardem, Miguel Mihura y el propio Berlanga que ganó varios premios en el prestigioso Festival de Cannes.
Sus protagonistas principales eran Pepe Isbert, Lolita Sevilla y Manolo Morán.
Este título ejemplifica bien su cine, generalmente coral y narrado en planos secuencia con rasgos de sátira, farsa, humor negro y una visión crítica y esperpéntica de la realidad sociocultural y política española.
“Novio a La Vista” (1953), con Josette Arno, Jorge Vico, Antonio Vico y José María Rodero, fue su tercera película.
De nuevo contó con la ayuda en el guión de Juan Antonio Bardem y de otro de los grandes de la cinematografía española, Edgar Neville, para construir otro título cargado de ironía y perspicacia.
El actor estadounidense Edmund Gwenn fue el elegido para protagonizar una de sus mejores películas, “Calabuch” (1956), la historia de un prestigioso científico nuclear refugiado en la pequeña localidad de Calabuch tras cansarse de que sus investigaciones fuesen empleadas en intereses militares. El film fue premiado en el Festival de Venecia.
“Los Jueves, Milagro” (1957) fue su último trabajo como director en la década de los 50, incidiendo de nuevo y a pesar de la mano de la censura en su tramo final, en su brillante talento para la sátira.
En esta época participó en el guión de “Familia Provisional” (1958) película dirigida por Francisco Rovira Beleta.
Los años 60 comenzaron con dos de sus obras más importantes, “Plácido” (1961), un título protagonizado por Cassen y José Luis López Vázquez que le valió una nominación al premio Oscar como mejor película de habla no inglesa; y “El Verdugo” (1963), comedia negra con Pepe Isbert, Nino Manfredi y Emma Penella que volvió a encontrar notable repercusión internacional, siendo de nuevo galardonado en Venecia.

”El Verdugo” fue la primera vez en la que Berlanga colaboró en largometraje con el guionista Rafael Azcona, el autor de títulos como “El Pisito” o “El Cochecito”. Con anterioridad, ambos habían escrito “Se Vende Un Tranvía” (1959), cortometraje realizado por Juan Estelrich, y colaborado en “Las Cuatro Verdades” (1963), una co-producción hispano-franco-italiana de episodios basados en adaptaciones del fabulista Jean de La Fontaine. Los otros directores eran René Clair, Alessandro Blasetti y Hervé Bromberger.
Cuatro años después de “El Verdugo”, Luis García Berlanga y Azcona filmaron en Argentina “La Boutique” (1967), un título menor protagonizado por Sonia Bruno en el papel de una mujer que finge tener una enfermedad incurable para que su esposo le preste mayor atención.
“¡Vivan Los Novios!” (1970), con José Luis López Vázquez y Laly Soldevilla, interesante pero título menor de su filmografía; “Tamaño Natural” (1973), una curiosa historia de amor entre un hombre interpretado por el francés Michel Piccoli y una muñeca hinchable; y “La Escopeta Nacional” (1977), coral y ácida diatriba sociopolítica con José Sazatornil “Saza”, Luis Escobar, José Luis López Vázquez y Mónica Randall como protagonistas fueron sus títulos en la década de los 70, época de transición y libertad política que terminó, paradójicamente, perjudicando el cine de su autor, quien se movía mucho mejor intentando salvar con ingenio los límites de la censura franquista.

A partir de los años 80 su filmografía se trivializó en muchos de sus aspectos y jamás volvió a realizar las obras maestras del pasado. A pesar de todo, las secuelas de “La Escopeta Nacional”, “Patrimonio Nacional” (1981) y “Nacional III” (1983); “La Vaquilla” (1985), representación cómica sobre el conflicto de la Guerra Civil; la floja “Moros y Cristianos” (1987); “Todos a La Cárcel” (1993), y “Paris Tombuctú” (1999), intentaron mantener el tono divertido y el enfoque crítico y ácrata que caracteriza la mejor obra del director y guionista valenciano, uno de los nombres imprescindibles en la historia del cine español.
En el año 1986 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y en 1993 el Goya al mejor director por “Todos a La Cárcel”.
Falleció en Madrid el 13 de noviembre del año 2010 tras sufrir la enfermedad de Alzheimer.
Tenía 89 años de edad.
Está enterrado en el cementerio de Pozuelo de Alarcón, Madrid.
Filmografía
Cortometrajes
• Tres cantos (1948)
• Paseo por una guerra antigua (1948). Codirigida con Juan Antonio Bardem, Florentino Soria y Agustín Navarro.
• El circo (1949)
• Se vende un tranvía (1959). Cortometraje para televisión de 28 minutos de duración, escrito por Berlanga y Azcona, y dirigido por Juan Estelrich March bajo supervisión de Berlanga.
• Las cuatro verdades (“Les quatre vérités”, 1963), episodio La muerte y el leñador. Adaptación de las fábulas de Jean de la Fontaine en una coproducción franco-italo-hispano-alemana de excelente reparto. Los tres episodios restantes estaban dirigidos por René Clair, Hervé Blomberger y Alessandro Blasetti, y el metraje original de la cinta se emitió en la TV francesa con el título “Les fables de La Fontaine” en 1964
• El sueño de la maestra (2002)
Largometrajes
• Esa pareja feliz (1951). Codirigida junto a Juan Antonio Bardem
• Bienvenido, Mister Marshall (1953)
• Novio a la vista (1954)
• Calabuch (1956)
• Los jueves, milagro (1957)
• Plácido (1961)
• El verdugo (1963)
• Las pirañas (La boutique, 1967)
• ¡Vivan los novios! (1970)
• Tamaño natural (“Grandeur nature”, 1973)
• La escopeta nacional (1978) Trilogía de la familia Leguineche.
• Patrimonio nacional (1981) Trilogía de la familia Leguineche.
• Nacional III (1982) Trilogía de la familia Leguineche.
• La vaquilla (1985)
• Moros y cristianos (1987)
• Todos a la cárcel (1993)
• París-Tombuctú (1999)
Otros trabajos
• Villarriba y Villabajo (televisión, 1994). Creador de la serie y guionista, fue dirigida por su hijo José Luis y por Carlos Gil y Josetxo San Mateo.
• Blasco Ibáñez, la novela de su vida (televisión, 1997)
• Extractado de AlohaCriticón