Televisión

El amor está en el aire

Saben aquello de “Entre todos la Mataron y ella sola se murió” En ocasiones se achaca a una sola persona o a una única causa el daño producido por muchas, un daño que ya no se puede remediar. Se emplea cuando nadie desea asumir la parte que le corresponde de responsabilidad de algún suceso infausto, en cuyo resultado han contribuido varios factores.

Esto viene muy bien a colación de esta serie turca que los compradores de cinco televisiones pensaron que iba a ser una tabla de salvación una telenovela como las de antes.

Personajes muy guapos todos, decorados escogidos con refinamiento buen gusto y por decoradores imitando al gusto occidental, de hecho, no parece una historia de ese país, podía pasar perfectamente por una narración de cualquier país sudamericano.

Historia;  Dos jóvenes que se quieren, pero no lo saben y no termina de cuajar la relación, el calificar de ñoña a esta historia me parece poco, me parece mas propia de unos años de dictadura pasados ya en nuestro país. No aborda problemas actuales de la juventud ni de su país y menos del nuestro, solo habla de los problemas intrascendentes que no llevan a  nada mas que a un público que se ha identificado de alguna manera con alguno de los protagonistas, el más minoritario.

El maltrato que la cadena Telecinco esta haciendo con los continuos cambios de programación es otra de las causas de la falta de enraizamiento, y han dicho; “de perdidos al rio, hemos comprado tantos capítulos, vamos a ponerlos, pero priorizando los programas de mayor audiencia”, y me pregunto ¿es que alguien experto no visualizo los capítulos y vio que esta serie no pegaba en nuestro país pandémico ni con cola? increíble metedura de pata.

Actores, Blog

María Casares La estrella española que iluminó las tablas francesas

Estrella Española que brilló e iluminó a Francia

Anne Plantagenet, rescate, un cuarto de siglo después de su muerte, la figura de la actriz gallega, idolatrada en el país vecino y que, tras cultivar las grandes obras de la cultura española, se sintió ninguneada en el regreso a su tierra. Francia considera a la actriz gallega como una heroína nacional francesa.

María Victoria Casares Pérez (La Coruña, 21 de noviembre de 1922 – AlloueFrancia22 de noviembre de 1996) María Casares nació en La Coruña el 21 de noviembre de 1922. Era hija de Santiago Casares Quiroga, político y abogado que llegaría a ser presidente del Consejo de Ministros durante la Segunda República hasta su dimisión en julio de 1936, tras la sublevación militar. 

La carrera política de Casares Quiroga provoca el traslado de toda la familia a Madrid en 1931. Es una experiencia traumática. “Sentí más el exilio de Galicia a Madrid que el de España a Francia”, contará en Residente privilegiada, su libro de memorias. En la capital, la joven recibe una formación de vanguardia, en contacto con las élites de la República. Son años en los que comienza a forjarse su pasión por el teatro. Debuta en la escena parisina con el montaje Deirdre des douleurs. La actuación de la joven actriz no pasa inadvertida para la crítica. El flechazo con los escenarios es inmediato. Pierde a su madre en 1945 y a su padre cinco años más tarde, en 1950.

Nací en noviembre de 1942 en el teatro Les Mathurins”. María Casares debuta en la escena parisina con el montaje Deirdre des douleurs. La actuación de la joven actriz no pasa inadvertida para la crítica. El flechazo con los escenarios es inmediato. María no dejará nunca de vivir entre candilejas. “Encuentro que el teatro es vivir por diez o por cien, pero no se puede separar la vida del teatro”.

En 1976 regresa a España con la obra El adefesio, de Rafael Alberti. María deslumbra en Madrid y Murcia, pero el montaje no acaba de ganarse el favor del público. Por si fuera poco, en Barcelona, la actriz enferma y se suspende la gira. El esperado regreso ha tenido un final amargo. Volverá a España, pero siempre con obras francesas, y no pisará Madrid ni Galicia.  En 1978 se casa con el actor alsaciano André Schlesser. Recluida en su finca La Vergne, María repasa su vida y escribe las citadas memorias, Residente privilegiada (título que alude a su estatus en la tarjeta de residencia original emitida por Francia), publicadas en 1980. En ellas rememora la relación que mantuvo con personajes como Camus, Jean-Paul Sartre, Jean Cocteau o Pablo Picasso.

El 22 de noviembre de ese mismo año fallece en su finca de Alloue, donada a la República Francesa para instaurar en ella una escuela de teatro. La “residente privilegiada” cerraba así su última etapa. “Vivir es sentir, sin amarguras, todas las edades, hasta que llega la muerte”.

Homenaje a una gran estrella y a la multitud de exiliados españoles de todos los tiempos.

¡Que acaben ya los exiliados españoles!

 

Extracto de ABC y número 627 de la revista Historia y Vida

 

 

Blog

Relatos para no dormir 5º

Desde el cielo nos miran con sus ojitos
También suben al cielo

Qué sucede cuando los animales mueren.

Todos los animales son espíritus, ya que todos los seres vivos son entidades espirituales, tienen alma, energías. Nacen, viven, mueren y después regresan de nuevo al mundo físico en otros cuerpos terrenales.  Aprenden a amar, a pensar con mayor atención y capacidad,  y por eso las mascotas emulan el comportamiento de sus propietarios.

¿Cómo es la vida después de la muerte de las mascotas?

Las almas de los animales cuando mueren pasan al reino espiritual al igual que las de los seres humanos. En el momento de la muerte, dejan su cuerpo físico y se convierten en un cuerpo entérico o también conocido como cuerpo astral,  cuerpo material, convirtiéndose en uno espiritual. Los animales, al igual que los humanos, se unen a su círculo de seres queridos.

Muchas personas aseguran ver o escuchar a sus mascotas al poco tiempo de haber fallecido, y puede ser así, pues ellos permanecen espiritualmente en los lugares de la tierra en los cuales vivieron y retozaron durante tantos años. Pero,

 ¿Se quedan siempre a nuestro alrededor?

No, los animales también realizan la transición al más allá, al igual que lo hacemos nosotros, los seres humanos.

Los animales se aparecen como orbes (circunferencias) de luz o incluso se manifiestan como eran en la vida terrena. Se puede ser capaces de olerlos, escucharlos o incluso sentirlos correr a nuestro lado, para hacernos saber que están allí, cerca nuestro, durmiendo en nuestra cama, como lo hacían cuando estaban físicamente. Pero lo más importante es que nuestras mascotas espirituales nos siguen amando incondicionalmente igual que lo hacían cuando estaban en el plano terrestre, preocupándose por nosotros y cuidándonos.

Cuando fallece un animal, salen a recibirlo en el más allá, los seres humanos con quienes mantenía una buena relación en la Tierra, almas generosas que cuidan a las mascotas hasta que se reencuentren con sus amos en el mundo espiritual.

Un animal nos hace más humanos, nos enseña lo que es el amor incondicional, nos muestra el amor puro, sin egoísmos.

El actual Papa Francisco ha asegurado que volveremos a ver a nuestros animales en el paraíso, pues los animales van al cielo,  puesto que está abierto a todas las criaturas, un pensamiento que debieron de compartir dos patrones de los animales como son San Francisco de Asís y San Antón.

 

 

Publicidad

El Anuncio de Lola Flores

 

 

Lola Flores ha cobrado vida por obra y gracia de un anuncio que la ha convertido en protagonista  de una campaña de publicidad “Con mucho acento”25 años después de su muerte . Se ha conseguido la imagen de la artista a través de una técnica de inteligencia artificial llamada deepfake y que ha necesitado de más de 5.000 imágenes de la artista. En pocas horas el anuncio se volvió viral en las redes y con él el mensaje dirigido a los jóvenes de enorgullecerse de las raíces de cada uno: “Manosea tus raíces, que de ahí salen cosas buenas”, dice Lola en el anuncio. Y concluye: “El acento es tu tesoro, no lo pierdas nunca”. El anuncio de La lola Flores como es conocido es de una marca de Cervezas, y este es el típico ejemplo de que un anuncio protagonizado por una estrella puede eclipsar a la marca que es el que la publicita. Su hija lolita presta la voz de su madre, y como dicen ahí abajo;  ¡y anda que no se nota ná!.  Por cierto la marca es Cruzcampo.