Teatro

“El enfermo imaginario”

“El enfermo imaginario”

Molière  escribió en 1673 El enfermo imaginario  y resucita en el Teatro de la Comedia por  Josep María Flotats.

Tras costearse todos  los actores de su bolsillo unas PCR con el resultado negativo, actuaron, previo aviso sobre el escenario en la noche del estreno, a cara descubierta  con un ambiente un poco particular en el estreno, este fue el miércoles 18 de noviembre en el Teatro de la Comedia.

Josep María Flotats, haciendo de  Argán, vestía elegantemente de gris y blanco, acompañado con el elegante decorado de Ezio Frigerio y con el resto del vestuario  del elenco; Especial mención a , Anabel Alonso en su papel de Tonina, creado por el autor como si fuera para ella, la buena, avispada y decidida criada de Argán. Ella teje la estratagema que desmonta el plan tortuoso y egoísta de su amo -casar a su hija con un torpe matasanos para tener un médico en casa a su servicio, desenmascarando a su infiel y ávida esposa, Belina (pizpireta y maligna Lola Baldrich), y facilitando el camino para que la hija, Angélica (tierna y graciosa Belén Landaluce), pueda casarse con su verdadero amor. Pero el lío y los obstáculos para que todo llegue a buen fin son grandísimos, y el público seguimos con entusiasmo embebido el enredo y las dotes físicas de los actores en una representación de incesante trajín que desemboca en el disparatado final. 

Molière escribió en verso y en cinco actos El enfermo imaginario como una “comedia-ballet” que incluía música y danza. Pocas veces se ha visto así. La versión de Flotats y la buena traducción de Mauro Armiño, desplumada del verso, nos traen la acción y la palabra de una a la vez  de forma muy fluida que nos mantiene pegados al la butaca sin apartar la mirada de la escena. Un buen ejercicio para nuestros diafragmas que se ponen a prueba  por las risas junto a la buena calidad de las mascarillas que llevemos.

Reparto

Anabel Alonso
Lola Baldrich
Bruno Ciorda
Francisco Dávila
Josep María Flotats
Belén Landaluce
Arturo Martínez Vázquez
Joaquín Notario
Eleazar Ortiz
Alejandro Sigüenza

Rubén de Eguí

Si quieres reír has de ir… A verla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *