Blog, Cine

Mientras dure la guerra de Amenábar

El cine

El cine a rebosar, predomina el espectador de tercera y cuarta edad, inclusive gente octogenaria con familia que le cuesta bastante acceder a la sala, resalto esto porque la película en los Días del Espectador si causa curiosidad.

De que va

No es esta una película bélica ni de la Guerra Civil y tampoco una conclusión válida para vencedores ni vencidos. Se busca un retrato humano y complejo de Unamuno, el verdadero eje de esta historia que la ambienta en los primeros días de nuestra horrible guerra, la civil del 1936-1939.  Busca en lo contradictorio de su pensamiento una crítica a las atrocidades de antes y a las que vinieron a sustituirlas. Y el hecho de que lo menosprecien tanto los «memoriosos históricos» como los «nostálgicos» Amenábar trata de pintar un retrato de lo unamuniano, y que ese “mientras dure la guerra” que se firma en el manifiesto de Salamanca sigue perviviendo.

Y es que en lo que no tratemos con el esfuerzo común y sacrificio de todos de entender  y comprendernos sin imponer, la guerra durara.

Se sale de la sala con caras serias algunos de inquietud otros con ojos llorosos, nadie con risas  y mostrando alegría, es más parecida la salida  a la de un templo de rezos.

Opinión

Se puede criticar, te puede gustar, se le pueden ver  18 errores históricos  defectos incongruencias, pero en lo que nadie le discute a Alejandro Amenábar es que cuando rueda se anticipa o da en la herida de algo latente en nuestra sociedad y eso es su Don no en hacer películas de forma notable , porque siempre fue notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *