Cine, Televisión

Tácticas para Atraer la Atención en las escenas

Se puede transmitir sensaciones a través de las imágenes, uno de los elementos con los que contamos es con la posibilidad de Centrar la atención del espectador. A nivel compositivo hay una serie de elementos que atraen nuestra atención de manera inconsciente pero inevitable, actuando como un poderoso imán para nuestros ojos

Algunos de los elementos que permiten jugar con la atención del espectador son los siguientes:

1.Diferenciarse del resto

En una escena con un conjunto de elementos, (actores, paisajes, motivos arquitectónicos…) cualquier objeto que sea diferente al resto llamará nuestra atención forzosamente. Una moto intercalada entre una serie de coches, un coche descapotable aparcado entre coches con techo, …

2. Un área brillante con mas luz o hacia dónde va la luz

La vista siempre tiende a ir a las zonas más brillantes o luminosas de la pantalla. Un reflejo de la luz en el agua o un brillo en una superficie metálica atraerán poderosamente nuestra atención en la escena.

3. Un objeto diferente por el  color

Dentro de una repetición de elementos, el que tiene diferente color atrae nuestra atención. Un buen ejemplo puede ser un hombre parado en medio de una multitud que corre despavorida. Nuestra vista se dirigirá a esa persona antes que a ninguna otra. Otro buen ejemplo podría ser una multitud y una solo persona con sombrero  y si encima es de color llamativo mejor.

4. Un objeto con diferente forma

Podemos tener elementos del mismo color, con lo que no se cumpliría el punto anterior. A igualdad de color, la vista se irá al elemento de diferente forma. Siguiendo con el ejemplo en un grupo de personas una que sea más corpulenta que el resto llamara más la atención por tener una forma diferente aunque comparta el mismo color de las vestimentas.

5. Un objeto de diferente tamaño

El tamaño si importa, ¿Quién ha dicho que no?. Da igual que sea grande o pequeño. Un elemento de diferente tamaño al del resto, aunque sea más pequeño, atraerá la atención del espectador.

6. Un objeto que apunta a otra dirección

En cualquier imagen aparecen líneas rectas o curvas. Estas rectas son imaginarias, pero están ahí, e influyen a la atención y a la manera de recorrer la fotografía con la vista. Una hilera de barcas en las que una de las barcas está desplazada de su lugar, rompiendo la forma que definen el resto de barcas. Otro ejemplo muy claro puede ser un conjunto de coches en el que alguno de ellos está mal aparcado.

7. Un objeto con distinto nivel de enfoque

El desenfoque de un paisaje hace que la vista tienda a dirigirse a la zona nítida de la fotografía. Jugar con la profundidad de campo nos permitirá centrar la atención en una zona concreta de la escena.

8. Algo que no encaja en la fotografía

Pudiera ser que estemos recogiendo información en nuestra imagen en la que simplemente algo no encaja. No se trata de la luz, ni del color, ni de la forma, ni de la dirección a la que apunta. Simplemente es algo que no tendría que estar allí. Cualquier elemento que no encaje en una escena convencional atraerá nuestra atención. Algo que se encuentre fuera de su entorno natural. Un animal salvaje en medio de una escena urbana, un kiosco en medio del desierto…

Conclusiones

Todos los ejemplos puestos para que se vea estos pequeños trucos , pero en la mayoría de las ocasiones estas técnicas son mucho más sutiles. Tened presente que siempre son efectivas, para bien y para mal, de esto era un maestro, el abuelo Alfred Joseph Hitchcock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *