Actores

Eduardo Gómez Manzano

  1. Eduardo Gómez Manzano

Actor Cómico

Conocido especialmente por sus personajes en series de televisión como Aquí no hay quien viva, La que se avecina y Gyn Tony.

Empezó en los años 90 del siglo pasado y como otros muchos por casualidad, acompañando a un compañero a un castin, anteriormente había trabajado en diversos oficios.

La fama le llego en la edad madura.  Tenía un físico espectacular carismático, junto a su voz bronca gutural sonora y a su forma de actuar natural y sin escuela, le conformaban como un actor especial y único, un actor que sabía hacer amigos y que tenía como mejor seguidor a su único hijo. luchador natural, porque naturalmente o luchas o te dejas llevar por la vida, por el rio del devenir;  hasta el final fue así ya que llevaba años haciéndolo en silencio con un cáncer feo que se llevo un 28 de julio de 2019, un día después de cumplir 68 años, no pudo esta vez ganar al cáncer, y el feo se fue y nos dejo un bonito recuerdo de un actor frio metódico áspero que lo contraponía con su aspecto físico de mascara veneciana que le marco toda su vida hasta que la enfermedad le remato y nos privo por muchos años mas de este Gran actor natural que era Eduardo Gómez Manzano. Todo en el era Único.

 

Zhttps://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_G%C3%B3mez_(actor)

Actores

Paco Martínez Soria.

Don Francisco Martínez Soria.

Paco Martínez Soria.

Don Francisco Martínez Soria.

PACO MARTÍNEZ SORIA
(1902-1982)

Francisco (Paco) Martínez Soria nació el 18 de diciembre del año 1902 en la localidad aragonesa de Taragona, Zaragoza (España), hijo de un policía, Luis Martínez, que le trasladaron junto a su familia en 1908 a Barcelona.

Paco estudió en el colegio Corazón de María de la ciudad condal. Desde colegial sintió la llamada de la interpretación representando obras teatrales en el colegio. Abandonó los estudios en su adolescencia por decisión paterna al ver que el niño no sacaba provecho de los mismos, y trabajó como dependiente de una tienda de maquinaria y después ocupó puesto como comercial.

En los años 20; trabajo en multitud de obras de teatro aficionado. En 1929 se casó con Consuelo Ramos Sánchez, su primera novia con quien tuvo cuatro hijos: Natividad, Consuelo, Eugenia y Francisco, este último terminó metiéndose a  monje.

A poco de estallar la Guerra Civil en España, el gobierno de la zona dominada por el Frente Popular, entre ella Cataluña, dictó un decreto, en agosto del año 1936, de sindicación obligatoria a sindicatos apegados al gobierno. Paco Martínez Soria eligió la CNT.

Años 30; su primera obra en el cine, como Francisco Martínez Soria, en “Sereno y… Tormenta” (1933), una película dirigida y escrita por Ignacio F. Iquino, con quien Paco colaboró en la gran pantalla durante su primera etapa como intérprete cinematográfico, en la que también pudo ser visto en “Diego Corrientes” (1936), la historia del bandolero del siglo XVIII interpretando en la película por Pedro Terol.

Convertido ya en actor profesional de teatro, Martínez Soria trabajó en la compañía de Visita López, con quien también apareció en el cine en la película “Error De Juventud” (1936). Uno de los principales colaboradores en la carrera profesional de Paco Martínez Soria fue Rafael López Somoza, con quien colaboró tanto en el teatro como en el cine. En el teatro, Paco intervino en producciones de López Somoza como “¡Qué Lástima De Hombre!” (1939) o “¿Quién Me Compra Un Lío?” (1939). En el año 1940 ya fue el propio Paco Martínez Soria el que produjo y dirigió sus propias obras, como “Don Ángel Caído”, que estrenó en el Teatro Urquinaona de Barcelona en marzo de 1940.

Años 40;  hizo;“¡Tu Mujer Es Cosa Mía!” (1940), “Cualquiera Lo Sabe” (1942), adaptación de una obra de Jacinto Benavente, “Cuidado Con La Paca” (1942), “La Caraba” (1942), de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández, “La Condesa Está Triste” (1942), de Carlos Arniches, “El Rayo” (1943), también de Muñoz Seca y Pérez Fernández, “Los Habitantes De La Casa Deshabitada” (1944), comedia de Enrique Jardiel Poncela, o “La Tía De Carlos” (1944), adaptación de un original de Brandon Thomas que Paco Martínez Soria co-produjo junto a Laura Pinillos. El éxito teatral del aragonés fue creciente durante este decenio.

Volviendo al cine, en los años 40, Martínez Soria interpretó a Luquitas en “El Difunto Es Un Vivo” (1941), obra de Iquino y Francisco Prada (autores que también representó habitualmente en el teatro) con Antonio Vico como actor principal; participó en “Un Enredo De Familia” (1943), comedia en donde coincidió con Mary Santpere; o pudo ser visto junto a Fernando Freyre de Andrade en “El Hombre De Los Muñecos” (1943), obra teatral de Adolfo Torrado llevada al cine por Ignacio F. Iquino.

El teatro, medio favorito de Paco Martínez Soria, continuó ofreciéndole éxitos al de Tarazona durante los años 40 y 50 con “Angélina” (1946), otra obra de Jardiel Poncela, o “Las Siete Mujeres De Adán” (1948), en cuyo reparto aparecía un joven José Sazatornil, “Saza”.

Años 50; intervino en películas como “La Danza Del Corazón” (1953), película de Iquino basada en una novela de José Francés en la que también apareció Tony Leblanc; “Fantasía Española” (1953), con Antonio Casal y Trini Alonso; otra versión de “El Difunto Es Un Vivo” (1956), ahora con Paco Martínez Soria interpretando el papel de Antonio Vico en la anterior película, casado con Mercedes Monterrey y con Mary Santpere como suegra; o “Sendas Marcadas” (1957), film episódico de Juan Bosch en el que Martínez Soria interpretó en una historia a un taxista.

La época dorada de Paco Martínez Soria en la gran pantalla (en el teatro continuaba acumulando triunfos en su Teatro Talía) dio inicio en 1965 con el estreno de “La Ciudad No Es Para Mí” (1965), una comedia dirigida por Pedro Lazaga, director habitual en su etapa más exitosa en el cine. En “La Ciudad No Es Para Mí”, Martínez Soria interpretó a Agustín Valverde, un pueblerino que llegaba a la gran ciudad de Madrid para encontrarse con su hijo (Eduardo Fajardo). La película, con guión de Pedro Masó y Vicente Coello, adaptó con tremento éxito de taquilla una obra teatral de Fernando Lázaro Carreter.

Años 60; con “¿Qué Hacemos Con Los Hijos?” (1967), adaptación de una obra de Carlos Llopis con el cómico interpretando a un taxista en conflicto con sus hijos; con “El Turismo Es Un Gran Invento” (1968), película en la que era un alcalde que viajaba con José Luis López Vázquez para estudiar el boom turístico y aplicarlo a su pueblo; “Abuelo Made In Spain” (1969), con Paco como ovejero que viaja a Madrid para ver a sus tres hijas (Mabel Karr, Mónica Randall y Carmen Lozano); y “¡Se Armó El Belén!” (1969), en donde interpretó al cura Don Mariano. Todas las películas anteriores fueron dirigidas por Pedro Lazaga. “¡Se Armó El Belén!” la dirigió José Luis Sáenz de Heredia.

Años 70; Sáenz de Heredia fue el director de su primer, “Don Erre Que Erre” (1970), comedia en la que le exigía a su banco una cantidad robada. Volvió Pedro Lazaga a la dirección con “Hay Que Educar a Papá” (1970), película con Marta Baizán, Jaime de Mora y Aragón y Helga Liné basada en un libro de José Fernández del Villar.

Lazaga también le dirigió en “El Padre De La Criatura” (1971), film con Florinda Chico en el que era el suegro de José Sacristán adaptando una obra de Carlos Llopis; y en “El Abuelo Tiene Un Plan” (1973), con Isabel Garcés, José Sacristán y Manolo Zarzo en una historia ideada por Alfonso Paso.

Mariano Ozores dirigió a Paco Martínez Soria en “El Calzonazos” (1974), película basada en una obra de Carlos Arniches en el que se hace el loco con Antonio Ferrandis como su médico y Florinda Chica como su mujer.

Pedro Lazaga volvió a dirigirle en los años 70 en “El Alegre Divorciado” (1975), comedia en la que va a México para así poder divorciarse de Florinda Chico; en “Estoy Hecho Un Chaval” (1977), adaptación de Alfonso Paso con Queta Claver en el reparto; y en “¡Vaya Par De Gemelos!” (1977), con Paco interpretando a dos gemelos muy diferentes en una adaptación de una obra teatral escrita por Dionisio Ramos, Joaquín Abati y Federico Reparaz.

Años 80;  Paco Martínez Soria solo rodó dos películas: “Es Peligroso Casarse a Los 60” (1981), comedia de Mariano Ozores, basada en una obra de teatro de Dionisio Ramos, con Antonio Ozores y María Luisa Ponte; y “La Tía De Carlos” (1982), adaptación al cine de uno de sus mayores éxitos en el teatro con Rafael Alonso como co-protagonista, y dirección de Luis María Delgado. “La Tía De Carlos” fue su última película cinematográfica.

También, desde los años 60, se grabaron discos con sus obras teatrales y con actuaciones cómicos, entre ellos “El Humor De Paco Martínez Soria” (1963), “Soy De Gerona” (1964), “Paco Martínez Soria” (1966) o “El Abuelo Curro” (1968).

Paco Martínez Soria murió a los 79 años de edad el 26 de febrero de 1982 en Madrid tras sufrir una angina de pecho. Está enterrado en el cementerio de Cabrera de Mar, municipio de la provincia de Barcelona en el que residía.