Blog, Entre Visillos

¡Por Tutatis!

El dibujante Albert Udezo se ha marchado con los dioses y como un Dios

Es muy probable que tengan un álbum de Astérix en casa. Elijan uno al azar y destinen unos minutos a mirar con detalle una viñeta de Uderzo. Verán la expresividad de los personajes. La chispa de sus miradas. El movimiento de sus cuerpos. El encanto y detallada elaboración con el que retrata los decorados. La viñeta de sus cómic es una entidad  única  viva  y modesta, destinada a ser atravesada por la lectura, a ser descifrada rápidamente para conocer el desarrollo de la historia, pero con el pincel de Uderzo adquiere valor de obra de arte, una obra de arte que desarrolla multitud de lecturas y que por mucho que la leas ves colores diferentes en cada nueva lectura. Elijan cualquier viñeta porque Uderzo no hizo jamás una viñeta mediocre ni repetida, cada una era única. Y eso es algo al alcance sólo de los más grandes. Albert Udezo lo era.