Cine, Publicidad, Teatro, Televisión

El erotismo en el espectáculo.

Definición

Los griegos utilizaban la palabra érōs para referirse a la pasión aplicada al amor y al deseo de tipo sensual. Ese sentimiento también se representó a través del dios Eros. En la lengua española, el término erotismo connota y denota lo relacionado con la sexualidad, tanto en relación al mero acto sexual de desarrollo carnal como a sus proyecciones.

Hoy día al hablar de erotismo lo estamos identificando con lo que es el deseo sexual y sensual mientras que el amor se considera a aquel que tiene que ver con los sentimientos, con lo profundo del alma, lo que va más allá del mero aspecto físico.

Aunque parezca extraño, el erotismo siempre está presente incluso en la religión y en los sistemas de creencias. En el catolicismo, los textos místicos de San Juan de la Cruz incluyen una retórica que rebalsa de erotismo atribuido a la deidad. En otras religiones, por otra parte, existía una costumbre que bien podría definirse como una prostitución de índole sagrada que se extendió hasta la Grecia clásica. Tampoco puede dejar de mencionarse al popular libro del Kama Sutra, una sublimación a la sexualidad perteneciente al hinduismo.

En la literatura actual, uno de sus principales exponentes es el Marqués de Sade, quien supo ser condenado por desarrollar en público actos de libertinaje y por complementar sus intereses sexuales con reacciones violentas.

Porque en el cine

El cine es  espectáculo y el espectáculo requiere de las escenas íntimas que atraigan el morbo, la curiosidad, por eso  siempre han estado en las películas, provocando morbo, interés, curiosidad, escándalo, polémica…  Se ha insinuado sin mostrar porque siempre se ha pensado que es más elegante despertar la imaginación del espectador que mostrar y desencantar, porque el objetivo del erotismo es mantenerte entretenido haciéndote desear lo que no puedes observar, esto es un fuerte imán que todos los Productores, guionistas y directores de cine lo saben y lo utilizan muy bien para sus fines.

El cine erótico o con escenas que lo contienen ha estado y está de moda, y es actualmente continua con mas “voltaje”, el cine erótico se ha hecho más alto y provocativo. Los directores disfrutan provocando porque saben que esto les trae polémica y esta lleva espectadores a sus salas.  Bajo la premisa de “lo exige el  guion” cosa que en muchos casos se podría omitir u obviar,  se presenta el erotismo como una necesidad para que los actores muestren sus “partes reservadas” ante una multitud de técnicos, se caen focos , la gente tropieza…son las anécdotas que cualquier director que haya tenido que rodar escenas eróticas te contará. Muchos grandes actores se niegan a rodar escenas eróticas  subidas de tono por ello se recurre a; Filmar a los dobles de cuerpo, quienes realmente hacen la escena de  sexo, y después a los actores pretendiendo tenerlo.  En la postproducción se mezclan digitalmente las dos tomas, y así todos contentos.  Aunque no siempre sucede así ; fue 9 Songs, en 2004, del director británico Michael Winterbottom. Sus actores principales, Kieran O’Brien y Margo Stilley, tuvieron sexo no simulado durante las numerosas secuencias eróticas que incluye la trama. Pero esta no es la única vez que ocurre algo así: en 1999, Tom Cruise y Nicole Kidman, quienes estaban casados, también tuvieron intimidad ¡de verdad! al filmar Eyes Wide Shut, con el director Stanley Kubrick.

El sexo continúa y continuara siendo una de las obsesiones del ser humano… y por eso es un tema que aparece tanto en la literatura en el teatro, en el cine y en la televisión.