Publicidad

El mejor anuncio del mes noviembre 2020

Nos traslada a una cena familiar navideña, pero poniendo el foco en tres de sus miembros a través de tres historias interconectadas en un corto de cuatro minutos de duración. Por un lado, vemos a Carmen, quien acaba de descubrir el sexo del bebé que espera y guarda la sorpresa del nombre para Paloma, su madre. Por otro, vemos a Íñigo, el nieto mayor de la familia, para quien Paco, el abuelo, ha reservado su sitio en la mesa. Y, finalmente, Lucía, que tiene reservadas unas palabras muy especiales para su padre, que se enfrenta a una separación reciente.

” Para que esta Navidad no se nos olviden los regalos más importantes”.

Lo más importante en Navidad es disfrutar con la familia. Y especialmente en un año tan complejo como el que estamos viviendo, en el que las cosas verdaderamente importantes de la vida, como pasar tiempo con nuestros seres queridos, se han visto revalorizadas a la luz de la pandemia.

Dirigida por Daniel Sánchez Arévalo y ha contado con actores reconocidos como Marisol Rolandi o Carlos Olalla.

Este anuncio toca la fibra del espectador haciendo ver que lo más importante que tenemos en la vida son los seres queridos que tenemos, ¿y los que los hayan tenido y por la pandemia los hayan perdido? ¡Te deja acongojado, con las lagrimas asomando!, los demás anuncios ya no cobran importancia, te ha dejado marcado, tocado en los sentimientos más sensibles.  Lo he elegido el mejor anuncio del mes de noviembre de 2020 de nuestra pandemia por tener todo lo que un anuncio hace que sea bueno; te impacta te fija y lo recuerdas ¡Pero qué cabrón de anuncio!.

Silva este anuncio también para recordar a los que ya no están físicamente con nosotros pero que les llevamos en el corazón.