Televisión

Las parrillas de televisión causantes de dormir poco

La falta continua de sueño se ha asociado estrechamente con hipertensión, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, obesidad, diabetes, depresión y ansiedad, disminución de la función cerebral, pérdida de memoria, un sistema inmunitario más debilitado, tasas de fertilidad más bajas y trastornos psiquiátricos.

Una parrilla de programación o grilla de programación es en el ámbito de los medios de comunicación, en particular en la televisión y la radio, es el conjunto de programas de una emisora ​​durante un período determinado. Es importante resaltar que la parrilla se ejecuta de manera aleatoria por motivos de marketing o parecidos intereses.

¿Qué clase de formatos forman parte de la parrilla?

Los más comunes son:

  • Series de televisión. Se estructuran en temporadas con un número concreto de capítulos.
  • Su horario es innegociable. Se suelen dar a las tres de la tarde y a las nueve de la noche, aunque también hay canales que los avanzan una hora.
  • Películas. Lo normal es escoger aquellas que duran menos de dos horas. También acostumbran a televisar las dedicadas exclusivamente a televisión que tienen una duración aproximada de 80 minutos.
  • Acostumbran a ser de producción propia y, además, son los que terminan estableciendo el estilo de la cadena.

¿Quién es el responsable de diseñar la parrilla?

El programador, bajo los consejos de la dirección de la cadena. Dependiendo de si se trata de un canal público o privado, se observa siempre la preeminencia de la producción propia o de los informativos. Hay que tener en cuenta el horario de prime time (los de máxima audiencia) para encajar ahí los programas que puedan tener más audiencia.

¿Cuáles son las circunstancias que marcan el diseño de la programación?

Se pueden concretar de la siguiente manera:

  • El perfil del canal. Dependerá si se trata de uno generalista o técnico. El primero, destaca porque cada formato marca el carácter del canal. Las cadenas públicas muestran una programación más relacionada a la información combinada con entretenimiento. Las privadas apuestan por la opción contraria. Los canales especializados en un tema concreto tienen el beneficio de ser, normalmente, de pago y de contar con una publicidad concreta.
  • Económicos. Si se trata de una empresa privada, son los más importantes, ya que se busca siempre el máximo rendimiento. La publicidad es su única entrada de dinero y de su gestión depende el futuro de la cadena.
  • Políticos. No hay que pasar por alto que las cadenas públicas se convierten, muy a menudo, en un comodín de vital importancia para los políticos. La inclinación del canal también genera audiencia por lo que resulta imprescindible explicarla de una manera eficaz.
  • La competencia. La parrilla ha dejado de ser un elemento fijo para convertirse en flexible. De hecho, acostumbra a cambiarse el mismo día dependiendo de lo que hagan los competidores. Generalmente, se trata de nuevos formatos que puedan restarle audiencia a otro canal o de cambios de día de una serie o de una cápsula programática.
  • La audiencia.No deja de ser la finalidad básica. Según sus movimientos, se generan los cambios oportunos para conseguir una gran fidelización.

La hamaca de la programación (El hammocking)

técnica usada por los programadores. Consiste en colocar un programa de poca relevancia entre dos que tienen mucha audiencia. En ocasiones, funciona de forma muy importante.

La audiencia sigue siendo la que va perfilando sus programas favoritos y cambiando, de forma implícita, la programación. Así, los programadores se ven obligados a poner en marcha distintas técnicas que permitan preservar la identidad del canal. Sirva todo lo anterior para comprender mucho mejor la lucha continua por obtener que se escoja un canal concreto según el tiempo libre de cada persona.

Después de esta clase breve de la televisión, también podríamos incluir la radio, pero el fin de este capítulo es concienciarnos de que los programadores de las televisiones son sin duda los responsables de que se pase sueño y no durmamos lo suficiente, no solo la pandemia y los efectos secundarios que esta tiene.

Aprendamos a apagar la televisión para dormir y si nos gusta un programa gravémoslo o mejor no lo veamos, dormir bien y las horas suficientes es más importante.