Blog, Teatro

La Lechuga, obra de teatro

 

Los hermanos Martínez,  se reúnen como cada año el día del cumpleaños del padre  junto a sus parejas el día del cumpleaños de su padre, que hace nueve años se encuentra en un estado vegetativo en la cama en la casa de la hermana.  Acuden  resignados dispuestos a soportarse pero a sabiendas de que terminarán, como otras veces…

En la obra, anodina de Víctor y Dora confrontan con la vida acomodada de Héctor y Virginia. Venicio es el soltero elegante y gay declarado de los tres hermanos y aunque su padre jamás se enteró de su elección sexual, nunca tuvieron un buen vínculo.

El enredo esta en Todos, por el amor o por el odio, están ligados y pendientes del padre. Los dueños de casa porque se lo quieren sacar de encima, los prolijos en hijos porque no tienen más lugar ni para moscas y Venicio  el soltero porque siente que su padre nunca lo quiso.

El desenlace; el que se sugiere sin apuntarse, el que nadie quiere pero todos lo desean sin saberlo, y el que todos deciden ejecutar…

La Lechuga toca temáticas profundas, logrando fundir la comedia cínica, llegando a convertirla, casi, en tragicomedia.  Nos enfrenta a temas con los cuales preferiríamos no hacerlo o hacerlo lo más tarde posible, la enfermedad, la vejez, la muerte, los vínculos familiares (inexistentes)… pero siempre con la justa y necesaria dosis de humor que nos pone a salvo. Son personajes serios, humanos, y algo ridículos, a pesar suyo, como cualquiera de nosotros  en alguno momentos.