Blog, Teatro

El Mago, obra de teatro.

Autor Juan Mayorga.

Categoría no encaja en ninguna y tiene varias.

Actores de primera fila, todos; José Luis García-Pérez, a quien Mayorga dirigió por primera vez en “El cartógrafo”, María Galiana, popular por su papel de abuela de “Cuéntame cómo pasó”, Ivana Heredia, Julia Piera y el argentino Tomás Pozzi., todos ellos están magníficos, como auténticos actores cómicos que saben de su oficio y le dan la guinda al espectáculo.

Opinión

La obra dura  noventa y cinco minutos. Sinceramente es aburrida y sosa, sosisima, como el mismísimo autor, es melancólica, a la gente le pican las butacas del teatro. El teatro del Bosque de Móstoles, que nos tuvo pasando frío a muchos espectadores, que incluso se ponían los abrigos, nadie se fue, en la calle hacia peor, estaba lloviendo con viento gélido de un noviembre más de invierno que de otoño, porque ganas daban de hacer mutis por la puerta.

El escenario montado en un contenedor a unos dos metros del borde de las tablas para que todos pudieran verlo.

La trama

Una señora que acude a un espectáculo y regresa a casa  sin haber salido del trance,  se habla de  la imperiosa necesidad de huir de uno mismo.

El estilo o Categoría

Desconocida pero  intuida,  porque no hay un estilo determinado,  hay trazos de comedia tradicional, también de melodrama coqueteos con el teatro simbólico (grieta en la pared muy evidente, detalles en el variado vestuario…) Cuenta con algunas situaciones absurdas; todo ello aderezado con pinceladas de vidas prisioneras y desatadas al producirse un desdoblamiento de personalidad producido por el Mago, un mago que se le nombra y se le hace protagonista pero no aparece en escena.

Conclusión

Obra de teatro con figuras de primera en la escena que dan todo, pero que aburre al espectador por sosa y aburrida, con un argumento y una trama perdida, que olvida la regla de los tres actos, el público va a entretenerse a evadirse a despreocuparse de la tediosa y anodina vida diaria, el intento del autor no convence ni entretiene.  Soy de los que piensa que el teatro como espectáculo sirve para muchas cosas pero sobre la base de entretener. No recomendada.