Blog, Cine

Lo dejo cuando quiera, Película.

Reparto.

Comedia que dirige Carlos Therón (Es por tu bien, Fuga de cerebros 2) y que protagonizan David Verdaguer (Tierra firme), Carlos Santos (Villaviciosa de al lado), Ernesto Sevilla (Tenemos que hablar), Miren Ibarguren (La que se avecina), Amaia Salamanca (Nuestros amantes) y Cristina Castaño (Nacida para ganar).

Sinopsis.

Tres amigos de la universidad, Profesores, golpeados por la crisis económica se quedan sin trabajo.  Deciden poner fin a sus problemas vendiendo un complejo vitamínico que te crea un estado anímico desfasado y sin efectos secundarios. Los tres profesores, con el apoyo de Anabel, una abogada que sobrevive como empleada de gasolinera, y de Jota, una alumna más interesada en la juerga que en los estudios, se lanzan al mundo de la noche y de los negocios turbios para comercializar la mercancía.  Algo para lo que no están aún tan preparados como planean.

Critica.

Algunos denominan a este tipo de comedia “la comedia precaria”. Y esta película versa sobre esa generación titulados y preparados no por encima de sus posibilidades como he leído por ahí, sino por encima de las posibilidades de un País que no está o no quieren que esté preparado para absorber o dar salida a tanto titulado universitario que siguiendo un sueño se esforzó y se sacrificó para tratar de tener un futuro mejor que el que tuvieron muchos de sus padres, porque es legítimo y factible que el ser humano trate de mejorar y alcanzar aquellas metas que se proponga y que sean un aporte para la Sociedad en la que vive.

Esta es una película, con una trama que no se anuncia, que te sorprende, con un trío cómico bien orquestado y con unos secundarios que sorprenden por su brillantez. Los guionistas Adolfo Valor y Cristóbal Garrido  han hecho un trabajo magnifico haciendo un guión sin agujeros para el aburrimiento, porque esta película te entretiene durante una hora y treinta y ocho minutos (1 h. 38 m). y el cine es ante todo entretenimiento.

Película recomendada para pasar un buen rato.

El anuncio del mes, Publicidad

El mejor anuncio del mes de Junio 2019

Protagonista;  El Mediterráneo y a la protección de sus aguas.

Su primera parte el “alma”

La letra de la canción cantada por María Rodés  dice:

“Ahora yo, que vi nacer el mundo.

Que mi latido es tuyo.

Ahora yo, que abrazo tus recuerdos y callo tus secretos.

Siento terror. No comprendo por qué escupes veneno.

 Me dejas sin aliento. Me quemas todo el cuerpo.

Hace un tiempo que te veo y no te entiendo.

Debe haber, otra forma de vivir”.

Porque le he seleccionado como mejor anuncio del mes, porque cumple los tres requisitos para estar en este apartado.

Te atrae por ser un anuncio diferente, te mantiene expectante desde que se anuncia en letras que te informan de que es el “Acto l Alma” esperando ver de qué va esa sirena que baila en el fondo del mar interpretada por la bailarina “Claire Frisen” y que termina muriendo, como está muriendo el Mediterráneo, te hace escuchar la canción suave melódica tranquila que rompe con el  resto de anuncios del bloque publicitario,  que de verlo tantas veces la terminas aprendiendo  y es al final del todo, el mensaje ecologista y la marca patrocinadora.  Conclusión;  te atrae, se diferencia del resto de anuncios, te trasmite el mensaje y te presenta la marca, todo  ello aderezado con un inmejorable estilo que se mete en el arte visual.  Este anuncio nació para ser el mejor del año y ser expuesto en un museo de arte contemporáneo.

Continuara…

Actores, Cine, Teatro, Televisión

Narciso Ibáñez Serrador

Chicho Ibáñez Serrador o Luis Peñafiel

Trabajo de actor, guionista, realizador de televisión, director de teatro y de cine, y su oficio fue Entretenedor.

Sus padres Narciso Ibáñez Menta, actor y Pepita Serrador, actriz.

Nació en 1935 en Montevideo, siendo el único hijo del matrimonio.

Con 8 años realiza su primer papel doblando, para todo el mundo hispanohablante, al conejo Tambor en la película de Disney Bambi.

Su infancia estuvo marcada por la púrpura hemorrágica, una enfermedad que le impedía jugar con otros niños y compartir deportes, lo que lo convirtió en un muchacho retraído. Siendo su mejor opción de compañía los libros.

Su primera comedia Obsesión, que siempre firmaba bajo el pseudónimo “Luis Peñafiel”.

Realizó algunos trabajos como actor, pronto se distinguió por sus guiones y adaptaciones, como los realizados para Teatro universal en un acto.

Es de destacar su primera serie de terror, “Obras maestras de terror”.  Destacó también como un pionero de la ciencia ficción en la televisión con su serie Mañana puede ser verdad.

En 1963, con 28 años, en TVE (que en aquellos años era la única cadena de televisión del país), enseguida consiguió un trabajo enseñando algunas de las producciones que había realizado en Argentina​.   Sus primeros trabajos mezclarían, los dos mundos que conocía: el teatro y la televisión, y es que consistieron en adaptaciones de piezas clásicas para el programa Estudio 3 (1964).  También realizó guiones de series;   “La puerta cerrada “(1964) y La historia de San Michele (1964), recuperando además la serie Mañana puede ser verdad (1965).

En teatro, estrenando su obra Aprobado en castidad (que la censura obligó a renombrar como Aprobado en inocencia), que él mismo interpretó junto a su madre.

Su madre falleció ese mismo años de 1964, de cáncer.

Sus grandes éxitos:

                                        Historias para no dormir y el origen del Un, dos, tres (1966-1975).

                                        Consolidación del Un, dos, tres (1976-1988).

                                        Waku Waku, Hablemos de sexo y El semáforo (1989-2002).

                                        Jimanji Kanana, Un, dos, tres y Memoria de elefante (2003-2008).

Creía que un buen programa no solo debía ser atrayente, también tenía el deber de contar algo.

En los ensayos era muy duro y exigente.

Recuerda Chicho que la censura española “no entendía mucho de metáforas. Era una censura torpe que solo castigaba lo evidente”.

“Siempre me negué al título de maestro, me parecía excesivo. No fui consciente de lo que hacíamos, probablemente porque con el trabajo estaba cansado”

Vida amorosa:

Su primera esposa fue Adriana Gardiazábal, con la que estuvo casado entre 1959 y 1961.

                            Tuvo una relación con la actriz Susana Canales.

                            Su segundo matrimonio tuvo lugar en 1974, en esta ocasión con Diana Nauta.  con la que tuvo dos hijos, Josefina Agnes y Alejandro. Se divorció de este matrimonio en 1986.

                            Tuvo también una relación sentimental con Lorena Martínez.      

Fuente principal:  https://es.wikipedia.org/wiki/Chicho_Ib%C3%A1%C3%B1ez_Serrador

Teatro

Enrique Jardiel Poncela, Parte Segunda.

Las mujeres para Jardiel

En sus historias de amor usa situaciones anómalas, distintas, muy pasionales y raras; ve el lado difícil del amor, Y ahí ni el hombre ni la mujer salen indemnes para un escritor que decía que «lo peor que existe en el mundo son las mujeres, si se exceptúa a los hombres». Jardiel apuntaba en todas las direcciones y, especialmente, en la del matrimonio: «El mejor día para casarse es el 30 de febrero». Amó y fue amado. Mucho para la época, para los biempensantes. Tuvo 34 novias, dicen. «No se le ha entendido bien en el tema de las mujeres –alega su nieto–. Él las adoraba, tenía un complejo de Edipo materno, vivió con sus hermanas y tuvo varias parejas; estaba obsesionado con la mujer, pero en su obra fomenta la cara negativa… Para él las mujeres honestas e inteligentes no eran interesantes literariamente, por lo que las feministas han protestado mucho».

Dibujante e inventor

Dibujaba, creaba artilugios como un teatro de escenarios móviles, le encantaba la música…», en su familia (él no le llegó a conocer) se le recordaba como «una persona muy vital pese a los años de cáncer y pobreza, de carácter fuerte y polifacético, que solo vivía para la literatura, pero muy sociable y divertido». La muestra de la institución no es un oasis en el desierto. A Jardiel se le sigue estimando y aplaudiendo en las tablas.  Sigue haciéndonos reír. Sigue haciéndonos un poquito más libres.

https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Jardiel_Poncela

 

Extracto de la Razón  “Jardiel Poncela: El «falangista» censurado por Franco”
Teatro

Enrique Jardiel Poncela, Primera parte.

Jardiel Poncela. La risa inteligente

Hay quien se ríe de pena y de pavor, como Muñoz Seca ante el pelotón de fusilamiento: «Me podréis quitar todo menos el miedo que tengo». Y esa risa, si es consciente, si es inteligente, libera. Porque reírse es de hombres libres y la libertad no es ni de derechas ni de izquierdas. De hecho, repatea a unos y otros.

Jardiel Poncela como autor del régimen

Un mito muy arraigado pese a lo absurdo que resulta a la luz de los datos o, simplemente, abriendo una de sus páginas. «La dictadura es el sistema de gobierno en el que lo que no está prohibido es obligatorio», (nació y murió en el entorno de Chueca) «Su único pecado fue quedarse en España», declara Enrique Gallud Jardiel, nieto del dramaturgo, novelista y humorista y gran estudioso y «rescatador» de su obra.

La división simplista

De ahí radica el malentendido, el mismo que ensombreció durante años (desde la Transición) la figura de auténticos pioneros como Edgar Neville o Mihura. «En los 70 se hizo una división simplista de la literatura y se adscribió erróneamente a Jardiel al falangismo. «En los años del Frente Popular sus novelas fueron censuradas por conservadoras, pero es que con la llegada de Franco siguieron siendo censuradas por izquierdistas, porque en ellas criticaba al poder, a la Iglesia, etc.,…».

Jardiel, desde bien joven había volcado su genial bilis en la narrativa, se refugió en el teatro por ser un género más popular, donde llegar al público y ganarse la vida sin ser tan opinativo. A la postre, su dramaturgia le ha ganado en fama a su ingente novelística. «Eloísa está debajo de un almendro», «Angelina o el honor de un brigadier» son títulos que siguen reponiéndose en las tablas; nadie lee, en cambio, «La tourné de Dios».  El teatro Jardiel siguió siendo un francotirador: «Su caso no es como el de, por ejemplo, José María Pemán, apoyado por el régimen. Él nunca tuvo ayudas, ni subvenciones. Murió en la pobreza y hasta no querían dejarlo enterrar en sagrado porque se le consideraba ateo». Eso fue en 1952. Antes de eso, para este autor que alcanzó la fama en los años 20 y 30, todo se habían convertido en pulgas: el fracaso de una gira americana, un desengaño amoroso, la muerte del padre, un cáncer de laringe y la ruina económica. En la calle Infantas ideó este epitafio con el que está enterrado en la Almudena: «Si buscáis los máximos elogios, moríos». En su caso han tenido que pasar algunas décadas para que su talla intelectual se contextualice en justicia. «Hoy está más de moda que en los 70», mantiene su nieto, para quien Jardiel es «un clásico en el sentido de que su obra no caduca; es una literatura muy cosmopolita, muy atemporal; sus temas suceden ahora y sucederán dentro de 50 años; se podrían haber ambientado en Madrid, París, Buenos Aires, da igual, no era localista, ni costumbrista, ni de sainete»… ni misógino.

 

 

Extracto de la Razón  “Jardiel Poncela: El «falangista» censurado por Franco”

 

Televisión

Como hacer un programa para televisión

Como hacer un programa televisivo.

Primero; Tener una idea, que debe ser original y buena si queremos que nos lleve a alguna parte.  La idea puede ser algo genérico

Segundo; Que tenga una forma específica, que lo hace diferente a otros programas parecidos. Una pero el formato es algo concreto.

Tercero; Y por último se tiene que poder adaptar a otros mercados.

Una idea por si sola no es un formato, de una idea se pueden sacar cientos de formatos diferentes.

 

Creación de un formato televisivo

Hay que detallar cómo realizarla

 

  1. Tener una idea original que dominemos y conozcamos bien.
  2. Crear el Género, que es darle forma a la idea para hacerla única.
  3. Intervinientes; Presentadores, concursante, perfiles de los concursantes…
  4. Que se hace, que partes tiene, cual es la meta del programa o de los concursantes.
  5. La duración del programa, importantísimo si lo quieres vender en Televisión.
  6. Si es en directo (más caro) o grabado ( mas barato).
  7. Si es concurso el premio que se llevaran los concursantes.
  8. Versatilidad o adaptación del programa a otros países.

 

Cine

Miércoles del espectador

Promocionando el Cine B.C.

Miércoles del espectador, el cine lleno hasta el 80% de su capacidad, asombrosamente limpio, era la sesión de las 20.00 horas la película; .  En la cinta tres actores que no lo eran hasta que hicieron la película y que dejan descubrir la falta de tablas que poseen de hecho en muchas escenas te da la sensación de estar viendo una película de un Director novel que se ha rodeado de actores nuevos y algún que otro amigo profesional  para equilibrar el reparto;  De la facha de los actores noveles nada que decir salvo que en algunas escenas me da la sensación de estar asistiendo a una obra de teatro de Instituto o de una serie de televisión de bajo presupuesto.  Los alardes Producción a la altura de las circunstancias dejándose hasta el último euro como si de una producción  de Hollywood se tratara, lo único que aprueba con nota.  En la trama social de la película se entremezcla la problemática de la zona y del País pero un tanto descafeinado, con escenas  de violencia muy bien salvadas y que no dejan mella en la mente del espectador  salvando el final del amigo del Niño con un remate de dialogo que resulta creíble y sobre todo económico par la producción que seguramente tuvo que escogerlo para no alargar el tempo de la cinta que en la mayoría de las escenas es vivace tocando el alegro. En resume una entretenida película española que no te deja que te aburras durante toda la proyección…y eso al final es la esencia del Cine. Pero que te hace pensar que los días del espectador son para las Películas de Baja Calidad.

Teatro

Teatro Clásico de Sevilla: Luces de Bohemia De Ramón María del Valle-Inclán

Esta obra de teatro arremete contra toda una sociedad.

Luces de Bohemia es un ataque feroz contra la España de su época. Integra el expresionismo, y se plantea como un movimiento de rebeldía.

Luces de Bohemia es el mejor esperpento de este autor, en el que se mezclan la visión del mundo bohemio, literario, y la realidad revolucionaria de su tiempo.
Obra que revolucionó el teatro.
Se inaugura con ella un género nuevo: el esperpento, que rompe con las convenciones escénicas anteriores.
Representa la problemática del artista moderno y su trágica lucidez.
Es modernidad en estado puro: el teatro del absurdo de postguerra. Se adentra en la condición humana, la alienación del hombre moderno….
Se puede afirmar que en pleno siglo XXl se ha convertido en un clásico de la literatura. En este sentido, no debemos olvidar que Valle Inclán no dejó de manifestar lo mucho que le debía a la literatura del Siglo de Oro español, y en especial a autores como Calderón, Cervantes y más aún, a Quevedo, con quien tenía especial afinidad intelectual.

Luces de Bohemia es un viaje a la muerte.

Luces de Bohemia es Max Estrella, el visionario poeta ciego, que en su propio vía crucis se arrastra hasta el último aliento.

Los personajes viven, sufren, aman… son verdaderos. Verdad teatral. Desde la deformación cóncava.

La palabra, la fuerza de la palabra de Valle, como ladridos, o cuchilladas, caricias, lametones, aullidos… la trabajamos hasta la extenuación… hasta encontrar esa sinfonía sonora.

Esperpento como expresionismo hispano. Realismo borracho de tinto peleón.

Teatro Clásico de Sevilla

 

REPARTO

ROBERTO QUINTANA: MAX ESTRELLA

MANUEL MONTEAGUDO: DON LATINO

JUAN MOTILLA: SIMÓN, ZARATRUSTRA, VALLE INCLÁN…

ANTONIO CAMPOS: PICA LAGARTOS, DON GAY, CLARINITO…

JUANFRA JUAREZ: REY PORTUGAL, SERAFÍN, FILIBERTO…

JOSE LUIS BUSTILLO: DORIO DE GADEX, BORRACHO, PRESO…

AMPARO MARÍN: MADAME COLLET, MINISTRA, VIEJA…

REBECA TORRES: PISA BIEN, VECINA, GUARDIA, UJIER…

SILVIA BEATERIO: CLAUDINITA, CHICA, CHICO, CLARINITO..

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Dirección y versión: Alfonso Zurro (ADE)

Producción: Juan Motilla y Noelia Diez

Diseño de escenografía y vestuario: Curt Allen Wilmer (AAPEE)

Diseño de iluminación: Florencio Ortiz (AAI)

Música, espacio sonoro: Jasio Velasco

Realización vestuario: Rosalía Lago

Ayudante de dirección: Verónica Rodríguez

Ayudante de vestuario y escenografía: Mar Aguilar

Diseño gráfico: Manolo Cuervo

Fotografía: Luis Castilla

Maquillaje y peluquería: Manolo Cortés

Equipo técnico: Tito Tenorio, Antonio Villar, Rafael Calderón

Realización escenografía: Mambo, Teatro Clásico de Sevilla

Distribución y comunicación: Noelia Diez

Duración: 125 minutos

Actores, Teatro

Concha Velasco Premio Max de Honor

Premio Max de Honor, para Concha Velasco por una vida dedicada al teatro

Concha Velasco nuestra Santa Teresa de Jesús recibe el premio Max de Teatro por toda una carrera dedicada a la interpretación en el teatro , el cine y la televisión.

Al recibir el premio ha recordado una frase ilustre de su personaje de Santa Teresa;  “nada te turbe, nada te espante, todo se pasa”, ha recitado al recogerlo.

Pilar Jurado la presidenta de la SGAE se lo ha entregado en su ciudad natal, Valladolid, sobre el escenario del mítico Teatro Calderón.

En su dilatada carrera ha recibido muchos premios, pero este era especial para ella porque este era por su trayectoria teatral.

Concepción Velasco Varona, más conocida como Concha Velasco y antes como Conchita Velasco (Valladolid, 29 de noviembre de 1939), es una actriz, cantante, bailarina y presentadora de televisión española.

https://es.wikipedia.org/wiki/Concha_Velasco

Televisión

CÓMO VENDER UN PROYECTO DE TELEVISIÓN.

EL CREADOR

 Llevar la  idea a una productora pequeña, que será más accesible. Es prácticamente imposible vender una idea directamente a una televisión.

 

UNA PEQUEÑA PRODUCTORA

Una productora de tamaño mínimo puede estar formada por varios profesionales (¡que se lleven bien!) que sean capaces de tocar varios palos: escribir, iluminar, grabar, editar, producir… ya que si se consigue producir un programa con poca gente, los sueldos pueden ser más altos e incluso dignos. Por supuesto, hay que tener a raya los gastos fijos. En esta estructura, el autor de la idea original probablemente trabajará en equipo para sacarla adelante, aunque conozco programas en emisión hechos ¡por una sola persona!, y varios hechos por cuatro personas muy polivalentes que han formado una cooperativa y trabajan como leones.

 

EL PILOTO MEJOR QUE EL PAPEL

Si es posible que la idea se convierta en un piloto, siempre será más fácil de vender que la idea en papel. No es necesario que el piloto sea caro, pero tiene que conseguir explicar el proyecto mejor que un dossier en papel: un vídeo explicativo puede bastar. De la mano de esta productora ya puede ser ofrecido el proyecto a una televisión.

 

¿DÓNDE VENDER?

El cliente potencial de las productoras pequeñas son las nuevas cadenas de televisión surgidas tras la implantación de la TDT, que no son clientes adecuados para las grandes productoras especializadas en productos caros y complejos. Las pequeñas productoras deben de aprovechar la oportunidad de negocio que plantea un mercado necesitado de contenidos a bajo precio que las grandes productoras no pueden ofertar. Tener pocos gastos fijos es una fortaleza enorme en esta nueva época de la televisión digital. Gracias a nuestra red de conocidos podremos orientarnos sobre cuanto se paga la hora de emisión en cada cadena, dependiendo del horario.

 

¿QUÉ VENDER?

Las televisiones “grandes” suelen comprar programas “grandes” (aunque cada vez van rellenando más con programas “pequeños”) que interesen a todas las generaciones con idea de conseguir la mayor cantidad posible de espectadores. Pero las televisiones pequeñas se adaptan a los gustos de una audiencia cada vez más segmentada: no es lo mismo venderle algo a Nova que a Intereconomía, porque sus espectadores son distintos. En vez de pensar en el programa que nos apetecería hacer, hay que plantearse ¿quién me puede comprar este proyecto? ¿para qué cadena es más adecuado?. E incluso mejor, estudiar las necesidades de cada cadena: hacer un listado de los programas que emite, visionarlos, analizar los programas que han retirado antes de tiempo, fijarse en los que repiten hasta la saciedad (son más rentables para ellos), decidir los que podríamos hacer nosotros y cuanto nos costaría. También podemos tomar como ejemplo los programas que triunfan en las cadenas grandes e intentar adaptarlos a bajo coste para las cadenas pequeñas. Cada temporada está de moda un tipo de programas distintos: concursos, reportajes, realities, etc.

 

¿A QUIEN VENDER?

¿Cómo se contacta con una televisión? Después de conseguir el nombre del responsable de compras de cada cadena (mediante Internet o preguntando) hay que echar mano de la agenda de contactos de cada uno para conseguir una cita. No desdeñar ningún medio lícito para conseguir una entrevista, porque enviar por correo a alguien que no se conoce un proyecto en papel o video acompañado de una carta es como tirarlo a la basura. Puede suceder que tengamos un buen contacto para que nos reciban en una televisión determinada y no es la más adecuada para nuestro proyecto actual: no desperdiciemos el contacto y pensemos en un proyecto que le encaje a esa cadena.

Extractado del blog:  www.chicadelatele.com

Cine

Cien Años de perdón

Película de acción, de amistad y compañerismo, de personas al límite que debe arriesgarse empleando  audacia para salir adelante, una pequeña reflexión de acontecimientos en la  España de hoy.

  Dirigida por Daniel Calparsoro (Combustión, Invasor, Ausentes) y escrito por el guionista Jorge Guerricaechevarría (Las brujas de Zugarrarmurdi, Celda 211, La caja Kovak).

Encabeza el reparto protagonista Luis Tosar (El desconocido, El Niño, Musarañas), junto a los actores Raúl Arévalo (La Isla mínima, Los amantes pasajeros), Marián Álvarez (La herida, La Duquesa), Patricia Vico (Perdona si te llamo amor, Frágiles), Rodrigo de la Serna (Crónica de una fuga, Diarios de motocicleta) y José Coronado (No habrá paz para los malvados, La vida mancha).  Pero que desde mi punto de vista toca de refilón, pues saca partido de forma tímida,  se basa en el refrán español “quien roba a un ladrón tiene 100 años de perdón” y vamos nosotros y nos ponemos de parte del ladrón que roba al Ladrón de guante blanco, por aquello de que los “pobres” lo hacen para…vivir sin dar ni palo a pesar de que luego reconozcan los dos protagonistas que la mujer con la que se liaron les desplumo y que por eso se ven en la necesidad de tener que dar este golpe…y encima más tarde se descubre que han sido utilizados por el poder para hacerse con el disco duro de un corrupto con información muy comprometida para dirigentes de primer nivel y que está  internado en la UVI del Hospital. 

No les destripo más. Es una película que te mantiene continuamente pendiente de la pantalla, que te hace entregarte en la trama que se desarrolla honestamente y de forma paralela va guiando acompañando y entreteniendo al espectador, no sé porque la han calificado no apta a menores de 12 años tan solo hay varias escenas de violencia, ven más violencia hoy en día en algunas series de dibujos animados.

Qué pasa con el cine español que no se atreve a tocar mas temas actuales y conflictivos de radiante y perenne actualidad y por desgracia que no caducan y que atraen al espectador arto ya de tanta comedia llana, cuando se está  demostrando que las tramas los friler  son muy bien acogidos por el espectador que está deseoso de ver sus problemas reflejados y bien tratados como en esta cinta.

Hoy es noticia de la imputación en un caso de corrupción de un Productor muy importante…será esta una de las razones que no se aborden más películas como esta.  Se lo dejo a su meditación, y les conmino a que vayan, pasaran un agradable rato viéndola y luego si van en compañía comentándola.

Cine

La crisis del Cine

 

¿El cine tiene crisis?.

La última vez que fui a una sala de cine en un gran centro comercial, ¡cómo no! eran unos cines con multitud de películas para ver había que pasar  por unas interminables pasillos bordeados de cintas que hacían circulo para llegar a unas taquilleras embutidas en sus escaparates de cristal brindado como cajeras de banco, que mediante unos altavoces le comunicabas la película la sesión y la fila mas orientativa que tenían, hasta amablemente dio la vuelta al monitor para que vieras las butacas vacías que quedaban y tú mismo dijeras en donde querías sentarte;  Una vez despachado salías por un lateral y te adentrabas en el local franqueado por cintas y en un hueco por donde pasar dos jóvenes que tenían como función entre otras recortarte la entrada y decirte –“Al fondo a la derecha, muchas gracias”, te encaminabas a esa dirección pasando antes por los aseos (soy de los de ir al pis antes del pase de película);  Y de seguido te encaminabas a la sala una sala construida al borde de una ladera escalpada que te hacia subir hasta la fila 10 asiento 4… Te sientas y contemplas desde lo alto del altozano el fondo blanquecino de la pantalla con sonidos que salen de los altavoces de acordes roqueros ochenteros y por debajo todo el suelo que se adivina enmoquetado y que está sembrado de maíz y de manchas de refresco de cola, y a alguien se le escapa la frase ¡Que guarra es la gente!.

Comienza la proyección de la película después de los pequeños minutos de publicidad de la propia sala y de los pocos patrocinadores que aun colocan sus reclamos en salas de cine y empiezan a llegar en manada los tardíos come palomitas que mitad ciegos mitad atontados tratando de no pisarte lo hacen con mas arte aun. Todo en aras de ir al cine a ver una película Española de risa y de tópicos vascos y andaluces, risas de muchos y críticas de algún que otro “quiero ser entendido y a mí me ha traído la mujer a la fuerza pero yo a hacerme el listín-criticón”.

Termina la película con algún que otro con los pantalones por la rabadilla del trasero por ahorrar en cinturones y venir al cine… (de las risas y bailes que se hizo en la butaca).   Salimos como manada camino de la libertad, directos a la vela del cielo estrellado de la noche madrileña, eso sí con un ágil “me pongo la rebeca o americana, para otros que hace fresquito”,  para los más valientes, o frío para los realistas o ¡achus! para los sin palabras, pero de los que echan perdigones y te dan en la nuca o en donde caen, porque no les dio tiempo ni a mano ni a retal. Te vas a casa con menos dinero y palomitas entres los dientes.

¡Esto de venir al cine es muy divertido!,  ¿No sé por qué hablan de crisis…?